Rubén Pardo ganador de las 120 millas de Toyota en Phoenix

(CCBUSA). Marzo 13, 2015. El Campeonato “NASCAR México Series” dio inicio en el Autódromo Internacional de Phoenix (PIR por sus siglas en inglés) el día viernes en punto de las 7:00 p.m. (8:00 PM Tiempo del Centro de México) con la participación de destacados pilotos mexicanos como Abraham Calderón, el actual campeón defendiendo su título en contra de los otros 27 pilotos que quieren quedarse con el campeonato.

Este es el tercer año consecutivo que el Phoenix International Raceway (Autódromo Internacional de Phoenix) es sede de la Serie NASCAR México en respuesta a la creciente afluencia hispana que acude a competencias automovilísticas de este nivel en las ciudades de Los Ángeles, Phoenix y Dallas, al suroeste de la nación estadounidense.

El piloto Mexicano de Daniel Suárez del equipo Joe Gibbs Racing en la NASCAR XFINITY SERIES, a quien el programa DriveTimeTV.com entrevistara la semana pasada en el Autódromo de Las Vegas, fue designado como el Grand Marshall. Suárez competirá en la serie NASCAR Xfinity este sábado.

Para dar inicio a la contienda dos himnos nacionales fueron entonados esta noche; el Himno Nacional Mexicano, interpretado por Daniel Ginaz y el Himno Norteamericano, interpretado por la cantante Ángela Martínez. Abordo del auto insignia estuvo el cantante de música regional Luis Coronel, quien además ofreció un concierto al finalizar evento del día de hoy.

En la Parrilla de Salida de la Toyota 120, competencia del día de hoy, Rubén Pardo se llevó la posición privilegiada (pole position) durante las  prácticas por segunda ocasión en dos años. Pardo, piloto del  equipo HO Speed Racing, estuvo acompañado de su coequipero, Hugo Oliveras, en la segunda posición de la Parrilla de Salida. En la tercera y cuarta posición arrancaron Abraham Calderón (campeón actual) y Rubén Rovelo, respectivamente, seguidos por Rogelio López e Irwin Vences.

Hay grandes diferencias entre el formato de la NASCAR y la NASCAR México, quizá la más grande sea las millas que recorren en los autos. En el caso de NASCAR México son tan solo 120 millas; los neumáticos son diferentes también, pero el común denominador es la pasión por la velocidad.

En la primera vuelta, el auto número 29 de Carlos Azcarate  y el auto número 69, pilotado por Javier Fernandez se vieron involucrados en un percance en la curva No. 1; lo que provocó la aparición de la primera bandera amarilla. Este primer incidente mostró a los pilotos mexicanos que el Autódromo de Phoenix no es un circuito tan fácil como aparenta sino que les exige a los pilotos del aspecto técnico, experiencia y arrojo para rebasar en el momento adecuado. El actual campeón Abraham Calderón fue quien, en un inteligente movimiento, tomó ventaja del reinicio y brincó hasta la posición número dos.

Unas vueltas más tarde, Homero Richards a borde la unidad número 20 chocó contra el muro de contención externo y otra bandera amarilla fue vista en el Autódromo. Mientras tanto Rubén Pardo continuaba liderando la gesta automovilística.

En la curva número 2, Victor Barrales (No. 30) tuvo dificultades con su unidad, la cual humeaba profusamente y tuvo que abandonar la carrera. Mientras tanto Rogelio Lopez se colaba en el tercer lugar. Tan solo unas vueltas más tarde, el piloto Rubén Rovelo (Auto 28) se impactó contra el muro de contención y tuvo que abandonar la carrera. Rodrigo Peralta (No. 24) después de todos estos accidentes se pudo colocar en la posición número 4, mientras el defensor del título, Calderón, seguía visitando los pits y caía hasta la posición número 20; pero después del reinicio de la carrera, se colocaba dentro de los diez primeros lugares.

Rubén Pardo por su parte no soltaba su liderato, pero Rogelio López le seguía muy de cerca y eventualmente lograba arrebatarle la primera posición por casi una vuelta, pero Pardo no iba a dejarse ganar tan fácilmente. De esta manera intercambiarían el liderato en múltiples ocasiones brindando un excelente espectáculo automovilístico; dirían en la ciudad de México: dando cátedras (clases) de automovilismo; pero López se quedaría en primer lugar durante muchas vueltas.

Homero Richards tuvo algunas dificultades con su automóvil por la falta de combustible y tuvo que visitar los pits, lo cual ocasionaría una bandera amarilla de precaución. Rubén García Jr. Se colocaba dentro de las primeras cinco posiciones; los líderes de la competencia López (No. 6) y Pardo (No. 15) aprovechaban la bandera para recargar combustible y cambiar neumáticos.

Inesperadamente el campeón de la temporada pasada, Abraham Calderón aprovecharía el reinicio de la contienda para posicionarse al frente de todos los demás competidores; Rogelio Lopez caía hasta la sexta posición y desde ahí comenzaría a escalar posiciones. Pardo aprovechando bien el carril interno lograba arribarle el liderazgo

En la curva número tres, Oscar Torres Jr. hizo contacto con otro auto para luego impactarse contra la unidad de Antonio Pérez, eliminando a ambos de la carrera. Un accidente que redujo considerablemente el ritmo de la carrera cuando ya habían pasado 1 hora con 12 minutos y a tan solo 24 vueltas de ver la bandera a cuadros.  Esta bandera amarilla duró varias vueltas ya que el personal de a cargo de la limpieza de la pista tuvo bastante trabajo removiendo partes del percance.

Faltaban 20 vueltas para finalizar, 100 ya habían quedado atrás y el reinicio de la carrera por alcanzar la bandera a cuadros se aproximaba. Cuando faltaban 19 vueltas Rubén Pardo seguía liderando y le seguía en la segunda posición su coequipero Hugo Oliveras y del mismo equipo HO, el piloto Luis Felipe Montaño. Al final Rubén Pardo fue el ganador de las 120 millas de Toyota.

Al finalizar la competencia Rubén Pardo expresó “La verdad fue una carrera muy interesante” y acerca del auto dijo “Me ayudó tener un auto competitivo”; a su vez Hugo Oliveras del mismo equipo (HO) expresó: “Estoy muy contento con el resultado. El auto se comportó muy bien”. A su vez  Luis Felipe Montaño del mismo equipo expresó  “Muy contento con el 1-2-3 para el equipo de HO”.

El equipo HO Racing Team inicia la temporada 2015 con un triunfo especial al llevarse las tres primeras posiciones en el Autódromo de Phoenix.